Competición entre cadenas de valor (I): la región aeroportuaria

Frente a la debilidad de la demanda interna parece que la exportación de bienes y servicios a mercados internacionales puede ser el mejor remedio para la supervivencia de las empresas a una crisis que parece que irá para largo.

Hablar de exportación es hablar de cadenas de valor o de producción, la competitividad de las cuales depende del transporte y las tecnologías de la información. A su vez, la eficiencia de las cadenas de valor tiene impacto sobre el buen desarrollo económico de la región y sus empresas. De hecho, se podría considerar que detrás de la competición entre empresas globales, existe otra competición casi o más importante, la competición entre cadenas de valor.

Desde el punto de vista de la economía de la región, la presencia de puertos y aeropuertos posibilita acceder a la red de transporte global; sin embargo, lo que realmente determina la prosperidad de la región es la capacidad de articular los flujos globales con los flujos que circulan por la región. En este sentido, destacados intelectuales como Javier Solana y Ángel Saz de ESADEgeo o Germà Bel de la Universidad de Barcelona han analizado la relación entre los flujos globales de mercancías y el corredor mediterráneo en el contexto de la red transeuropea de transporte (TEN-T).En el campo del transporte aéreo, las mercancías son las grandes olvidadas, sin embargo la carga aérea es un elemento esencial e indispensable de las cadenas de valor, especialmente de aquellas que hacen uso de sistemas de producción just-in-time, de los sectores más avanzados (electrónica, informática, etc.) y de los productos perecederos de alto valor (flores, frutas, pescado, marisco, etc.). De hecho, la carga aérea acumula el 40% del valor total del comercio mundial, pero solo representa el 1% en términos de peso. De media, los productos que se mueven por vía aérea tienen un valor de $100 por kilo, mientras que los bienes que se mueven por vía marítima tienen un valor medio de $0,44 por kilo.

De la misma manera que sucedió hace ya tiempo en el campo del transporte marítimo, en el transporte aéreo empieza a quedar claro que un aeropuerto no es suficiente, hay que trabajar desde la región. Un ejemplo del nuevo énfasis puesto en la región son la aparición de conceptos como aerotropolis, ciudad aeroportuaria, cityport, corredor aeroportuario y región aeroportuaria. Todos estos conceptos reconocen la importancia de los aeropuertos como nodos globales, pero sobretodo hacen hincapié en su papel como nodos de estructuración física y económica de las áreas metropolitanas y grandes regiones urbanas.

Esperemos que las exportaciones ayuden a la supervivencia de éste país, pero no debemos engañarnos y pensar que la potencia de algunas economías extranjeras nos salvará sin esfuerzo. La competitividad de nuestras cadenas de valor y, en consecuencia, de nuestras empresas depende en gran medida de la buena articulación infraestructural y logística de nuestras regiones. Ah, y no nos olvidemos del talento, no hay que dejarlo escapar, sin él no habrá innovación y nuestros productos no serán competitivos para ser exportados.

Pere Suau-Sánchez

P.S.- Os dejo con el video promocional del libro Aerotropolis de John D. Kasarda en el que subraya la importancia de la planificación territorial en el entorno de nuestros aeropuertos.

Anuncis

One response to “Competición entre cadenas de valor (I): la región aeroportuaria

  1. Retroenllaç: Competición entre cadenas de valor (II): Corredor mediterráneo, ¿para qué? | La Trama Urbana

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s